Inicio / Revista inmobiliaria Digital / Una mala y una buena en el sector inmobiliario Venezolano

Una mala y una buena en el sector inmobiliario Venezolano

La Mala:

Sector inmobiliario Venezolano Estima Caída Del 70%

El sector inmobiliario Venezolano no se escapa del impacto que la crisis económica del país ha tenido durante los últimos años.  Especialmente en el 2018 cerró con una caída del 70% en el mercado. No existen expectativas altas para superar esta brecha en el 2019, se contempla una contracción por lo que puede que siga paralizado si no se toman las medidas necesarias, así lo afirmó Carlos Alberto González, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela.

“El sector está golpeado, nunca antes un sector estaba tan influido por las decisiones en materia económica, y nunca antes esas decisiones habían estado tan influenciadas por el sector político, entonces si este factor no se resuelve, el sector va a ir a la misma situación que en 2018, es decir, paralizada”, aseveró a los medios.

En el foro “Perspectivas inmobiliarias 2019”, se dieron cita distintas corporaciones del sector para escuchar las estimaciones que tiene el mercado.

En promedio en todo el país la caída ha estado alrededor del 70%, incluidos todos los inmuebles, “lo más difícil es que la caída del inmueble de los sectores populares ha sido mucho más pronunciada que la caída de inmuebles de alta gama”, añadió.

González, precisó a los medios que el factor económico solapa cualquier expectativa y meta de crecimiento en el mercado por lo que mantiene la expectativa de mantenerse en el nivel actual que tienen de producción y capacidad instalada, que está alrededor de 5% y 10%, “si se lograse mantenerse así, sería bueno por lo menos en los próximos 6 meses”, indicó.

Para este año 2019 hay un mercado contraído, se va a seguir sustentando en las viviendas del mercado secundario, es decir, “con viviendas usadas, ese va a ser el mercado”. De este modo, el dirigente del gremio proyecta que no se ve producción de nuevas viviendas por lo menos en 6 u 8 primeros meses del año, hasta que se tomen las medidas.

Entre tanto, otro factor incidente ha sido la diáspora en la que González señala que aunque no ha sido tan alta como en otros sectores, “los precios de los inmuebles de la clase media se han ido deteriorando paulatinamente producto de la migración, y de la pobreza generalizada del país”.

En este sentido, añade que un 80% la familia venezolana posee como patrimonio un inmueble, por lo que explica que en medio de una hiperinflación es “lógico que se use la divisa como referencial porque el bolívar pierde valor todos los días, y es lógico que no lo van a vender en Petro, ni en bolívares soberanos, sino en moneda dura que les garantice que su inversión”.

Una mala y una buena en el sector inmobiliario Venezolano

La Buena:

Los inmuebles llegaron a un sitio donde no disminuirán mas su valor (Pareciera)

No obstante, el líder de la cámara destaca que en la curva de los precios pareciera que se están asentando, “pareciera que ya llegaron a un sitio donde no van a disminuir”. De modo que para superar los retos de la crisis, el sector se hace partícipe de las medidas que los economistas en general plantean: control fiscal, liberación de precios, liberación cambiaria y sobretodo dinero fresco, son cosas que hacen falta juntas.

En Carabobo es muy parecido a lo que pasa a escala nacional, solo que en la entidad no hay producción de oficinas como en Caracas que está atiborrada, lo que pudiera generar un nicho.

En vista de las circunstancias, se recomienda invertir en la compra de inmuebles de forma inteligente y con una buena asesoría profesional.

Fuente: El Panorama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *